miércoles, 19 de agosto de 2009

¿CÓMO SERÁ VIVIR CON EL ROSTRO DE OTRA PERSONA?

El Hospital de la Fe, en Valencia, realiza el primer trasplante de cara en España

Un equipo dirigido por el cirujano Pedro Cavadas llegó a cabo la intervención durante más de diez horas
EUROPA PRESS
| MADRID

El Hospital de la Fe, en Valencia, realiza el primer trasplante de cara en España
El cirujano plástico Pedro Cavadas que ha llevado a cabo la operación. / EFE
El Hospital Universitario de la Fe de Valencia realizó ayer el primer trasplante de cara en España, que corre a cargo del cirujano Pedro Cavas, según fuentes sanitarias.
En el momento de escribir estas líneas, todavía se estaba realizando la extracción de la cara del cuerpo del donante, tal y como afirman las citadas fuentes. La intervención tenía una gran complejidad y buena prueba de ello es que se pudiera alargar durante más de diez horas.
Tanto la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Valencia como el Ministerio de Sanidad y Política Social «ni confirmaron ni desmintieron» que se hubiera dado inicio a la operación, y se remitieron a dar información sobre este tema una vez finalizara el trasplante.
El pasado 25 de junio, la Comisión de Trasplantes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud dio su visto bueno a los dos primeros trasplantes de cara que están previstos que se realicen en España, concretamente en el citado Hospital de La Fe de Valencia y en el sevillano Virgen del Rocío. El 11 de agosto, autorizó la solicitud de un tercer trasplante de cara del hospital Vall d'Hebrón de Barcelona.
Alteraciones faciales
El coordinador de la Organización Nacional del Trasplante, Rafael Matesanz, defendió que se trataba de pacientes con graves alteraciones faciales, «no sólo estéticas sino también funcionales», en los que la citada comisión había valorado que «los riesgos que pueden tener el proceso y la inmusosupresión se ven de sobre compensados con los beneficios que se pueden obtener con este tipo de tratamiento».
El pasado 25 de junio, el doctor responsable de la operación, Pedro Cavadas, explicó que «el trasplante facial es como cualquier otro pero técnicamente es mucho más complicado», por lo que adelantó que la intervención quirúrgica será «larga».
En primer lugar, agregó entonces el doctor, hay que «identificar las estructuras anatómicas» del receptor. El segundo paso es «sacar una parte complementaria del donante» y, el tercero, «reparar las estructuras dañadas», apuntó el facultativo. Asimismo, el especialista en medicina reconstructiva mencionó que el receptor y el donante tienen que «ser del mismo sexo, de la misma raza y que coincidan en el grupo sanguíneo».
Entre otros logros, Cavadas y su equipo consiguieron en noviembre de 2008 trasplantar con éxito los dos brazos por encima del codo a un hombre de 28 años que había sufrido una amputación.