domingo, 16 de agosto de 2009

AFRODITA Y ANGUS

AFRODITA (Grecia)

Diosa griega del amor, la belleza y la fertilidad, identificada posteriormente con la diosa romana Venus, su culto fue importado desde el oeste de Asia, con toda probabilidad, a través de la isla de Chipre.

            El nombre de Afrodita se relaciona con la espuma (afros) y tal vez aluda a que nació en el mar. Según Hesíodo, Crono cortó los genitales a su padre, Urano, y los arrojó al mar, donde flotaron en medio de la blanca espuma y produjeron a la bella y adulta Afrodita.

            Infiel esposa del dios herrero Hefestos, Afrodita tuvo dos hijos con Ares, dios de la guerra. Se trata de los gemelos Deimo (terror) y Fobo (temor). Cuando Hefestos atrapó a Afrodita y a Ares en la cama mediante una red invisible, los demás dioses del Olimpo, que fueron testigos de la captura, se desternillaron de risa en lugar de solidarizarse con su deshonra. Zeus castigó a Afrodita haciendo que se enamorara de un mortal, el troyano Anquises y le diera un hijo, el héroe Eneas.

Afrodita sentía una pasión irresistible por Adonis. De todos modos, tuvo que compartir a este dios que muere y renace con Perséfone, reina de los muertos. Para resolver la disputa, Zeus decretó que un tercio del año Adonis morara por su cuenta, otro tercio con Perséfone y el tercio restante con Afrodita.

Afrodita era una diosa tan poderosa que pudo vengarse de Zeus. Con desvergonzado regodeo, lo obligó a perseguir ninfas y mujeres mortales, descuidando a Hera, su esposa. En la mitología griega se repite con frecuencia la profunda rivalidad entre Hera y Afrodita.

Afrodita causó mayores estragos entre los humanos. Por ejemplo, cuando el príncipe troyano Paris tuvo que elegir a la más bella entre Hera, Atenea y Afrodita, escogió a esta última y la diosa lo recompensó con Helena, esposa de Menelao y reina de Esparta. La fuga de Paris y Helena desencadenó diez años de luchas entre griegos y troyanos.

Afrodita es el equivalente griego de Cibeles, Inanna e Ishtar.clip_image004

ANGUS (Europa celta y cristiana)

Dios irlandés del amor. Era hijo de Dagda, rey de los dioses y de Boann, diosa del agua. Dagda convirtió a Boann en su amante mientras su marido, Elcmar, emprendía un largo viaje. El sortilegio que cayó sobre Elcmar hizo que los nueve meses que pasó lejos de casa le pareciesen un día. Angus recibía el nombre de Mac Og (“hijo joven”) porque en palabras de Boann: “Joven es el hijo que fue procreado y parido el mismo día”. El dios de amor era apuesto y siempre estaba acompañado de cuatro pájaros.clip_image002

Encima de su cabeza revoloteaban cuatro pájaros que simbolizaban sus besos. Con su canto hacía que se enamoraran las parejas.

Se cuenta que una vez quedó totalmente enamorado de una doncella que vio en sueños. La buscó por toda la región para ver si existía, pero no la encontraba. Un día su ayudante Bov el Rojo le dijo que encontró a una chica que podría ser la que vio en sueños, en un lago llamado Boca del Dragón. Angus se fue entonces al lago y encontró a 500 doncellas paseando cerca del lago. Todas iban en pareja unidas con una cadena de oro. Pronto se enteró que la doncella se llamaba Caer y que tenía el poder de convertirse en cisne cada año. Un día se atrevió a llamarla y justamente cuando pronunció su nombre se transformó en un hermoso cisne. Angus se lanzó al lago y ella lo aceptó y se unieron en el amor y cantaron juntos y todos los que oyeron la música divina se durmieron por tres días y tres noches.