sábado, 7 de enero de 2012

BRAN

39

Príncipe de la mitología irlandesa que vivió increíbles aventuras en el mar antes de regresar al terruño después de una ausencia de siglos. Es el equivalente irlandés del viajero griego Ulises.

        

El viaje de Bran”, relato básicamente precristiano fechado en el siglo 8º, narra la extraña expedición de Bran. La saga comienza con una rama plateada cubierta de flores blancas, una bella mujer ataviada con extraños vestidos y su canto sobre las maravillas que se pueden encontrar en las tierras allende el mar.

Seducidos por las promesas del canto, Bran y sus tres hermanos de leche se hicieron a la mar con 27 guerreros. Muy pronto encontraron a Manannan, el dios del mar, y enseguida llegaron a la Isla de la Alegría.

Bran se sintió sumamente encantado con la siguiente escala, la Tierra de las Mujeres. Luego de pasar allí lo que les pareció un año, los tripulantes expresaron su deseo de regresar a su país. De hecho, habían transcurrido varios siglos y los viajeros recibieron la advertencia de que, si volvían a pisar Irlanda, envejecerían consecuentemente. A su regreso, un miembro de la tripulación saltó a tierra e inmediatamente se convirtió en polvo.

         Al comprender que no existía la menor posibilidad de retornar a la sociedad humana, Bran escribió el relato de sus viajes, lo arrojó a la playa y partió a una travesía infinita a través de misteriosas islas que no conocían el dolor, la enfermedad ni la muerte.

         Un libro de viajes anterior, aunque menos conocido, es el de Maeldun, hijo de un invasor y una monja. El propósito de la travesía de Maeldun consistía en dar con los asesinos de su padre y vengar su muerte. Sin embargo, desviado de su rumbo por una tormenta, visitó islas ocupadas por diversos seres extraños; en otras islas asistió a extraños fenómenos naturales y renovó su juventud bañándose en un lago natural. Cuando regresaba nuevamente al país, Maeldun encontró a los asesinos de su padre, pero fue clemente e hizo las paces con ellos.         Es posible que la expedición de Maeldun fuese el modelo de “Navegación de San Brandán”, epopeya cristiana y uno de los relatos más populares de la Edad Media.

clip_image004