miércoles, 28 de octubre de 2015

LA PARADA SOLITARIA

Eyes 2El metro de Madrid es escenario de muchas historias con difícil explicación.

     Una de las más populares cuenta lo que le ocurrió a una chica una noche regresando tarde a casa…  Estaba esperando el metro en el andén un poco intranquila porque no había nadie más. Por suerte, no tardó en llegar.

     Al entrar, vio que sólo había tres personas en el vagón, una mujer de pie y dos hombres, que permanecían a su lado. La mujer la miraba fijamente, lo que empezó a ponerle algo nerviosa.

     En la siguiente parada subió un señor. “Menos mal”, pensó ella. El nuevo pasajero miró hacia la mujer que iba en compañía de los dos hombres, inmediatamente después se acercó a la chica y le dijo al oído: “No te muevas, no hables y bájate conmigo en la próxima parada”.

     La pobre se quedó aterrada. ¿Qué hacía? ¿Quedarse con la mujer que la miraba con cara de asesina y sus extraños acompañantes o bajarse con un auténtico desconocido?

     Decidió bajarse, pensó que al menos fuera del vagón siempre podría echar a correr.

     Al bajar, el señor le dijo: “Siento haberte asustado, soy médium. La mujer que teníamos delante estaba muerta y los dos hombres que la acompañaban, la sostenían”.

 

Esta leyenda y otras relacionadas con el metro de Madrid, pinchando en la imagen…

estación de metro